¿Cómo gestionar la Reputación Online de tu negocio?

La Reputación Online consiste en el reflejo del prestigio que tiene una empresa, una marca o una persona en la Red. Como ha venido sucediendo desde el principio de los tiempos (mucho antes de que existiera Internet), la reputación no es propiedad del sujeto en cuestión. Por el contrario, son el resto de personas los que construyen nuestra reputación cuando opinan y conversan sobre nuestro negocio o persona.Reputación Online

En Internet sucede lo mismo. Gracias al contenido generado por el usuario en blogs, foros, redes sociales, medios de comunicación, etc., se va elaborando una opinión general sobre nuestra marca, negocio o persona.

La particularidad que tiene la Red es que resulta más rápido difundir la reputación de una empresa o marca. Lógicamente, esta inmediatez conlleva su parte positiva y su parte negativa. Así, antes de que existiera Internet, la reputación se reducía a un entorno social de amigos, familia, conocidos, etc. Sin embargo, en la Red, la reputación se distribuye de forma masiva, pudiendo alcanzar cotas mediáticas. Por eso, ahora más que nunca es importante gestionar la Reputación de nuestro negocio.

Conversaciones en la Red crean la Reputación Online

Pasos que hay que seguir para la Gestión de la Reputación Online:

1. Monitorizar en tiempo real lo que se dice sobre nosotros en Internet. Esto es importante tanto si tenemos una estrategia planificada en Internet como si no es así. Es posible que existan usuarios hablando sobre nosotros aunque ni siquiera tengamos página Web.

Existen variadas herramientas (tanto gratuitas como de pago) que se dedican a la medición de la reputación online y que facilitan esta labor de gestión. Permanece atento porque en próximos artículos hablaremos sobre estas herramientas.

2º Cuando ya conocemos las menciones en las que se hace referencia a nuestro negocio, es importante pasar al proceso de análisis, donde se deben tener en cuenta tanto la reputación del medio online (página web, medio de comunicación, blogs, Twitter, Facebook, etc. ) en la que alguien habla de nosotros como lo qué se dice sobre nosotros. Por ejemplo, siempre será mejor conseguir una mención positiva en un blog de referencia para nuestro sector que en la versión digital de un periódico local.

3º El tercer paso consiste en trabajar sobre los mensajes negativos y reforzar los positivos, de tal forma que los mensajes negativos queden relegados en posiciones irrelevantes en los buscadores (fase de Reposicionamiento). Se trata de un trabajo en el que se mezclan la Comunicación, las Relaciones Públicas y el Posicionamiento.

Recuerda que en los próximos días seguiremos hablando sobre Reputación Online, y presentaremos herramientas concretas que  nos ayudarán a monitorizar lo que se dice sobre nuestro negocio en Internet.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en