Longevidad de una estrategia 2.0

Nunca des un paso adelante sin saber hacia dónde irán los 10 primeros. Es una forma de decir que la estrategia lo es todo en esta vida, y la red no es una excepción. Todo proyecto web requiere del desarrollo de diferentes tipos de estrategias. Son los pilares básicos de todo proyecto. En estas estrategias definiremos los objetivos, la comunicación, la forma de trabajar, etc. Una de estas estrategias es la conocida como estrategia 2.0 o presencia en redes sociales. Toda empresa que vaya a dar el primer paso en Social-media debería hacerlo siempre que detrás hubiese una estrategia online.

Ya he dicho en varias ocasiones lo importante que es tener claro el mensaje que vamos a dar y cómo lo vamos a hacer. Sin embargo, toda estrategia tiene una fecha de caducidad. La estrategia en Redes Sociales tiene un recorrido, y es lógico que lo que se esbozó al comienzo de la aventura diste mucho de la situación actual. La pregunta es clara, ¿Cada cuanto debemos desarrollar una nueva estrategia online?

Antes de nada, la estrategia inicial

Cuando me encuentro frente al inicio de la andadura de una empresa en redes sociales, lo primero que busco es dejar claras una serie de preguntas:

  • ¿Quienes son?
  • ¿Qué buscan?
  • ¿A quién le interesa la marca?
  • ¿A dónde quieren llegar?
  • ¿Qué quieren transmitir?

Son preguntas básicas que me ayudan a comprender la realidad de dicho cliente. Con las respuestas, esbozo una idea de la marca y de su cliente, que no tiene porque ser el seguidor base en redes sociales. Una vez conocida la realidad 1.0, debo volcarla al 2.0.  Desarrollaré una estrategia de comunicación, el tipo de mensaje y la forma de hacerlo llegar. A estas alturas del proceso, selecciono las redes sociales más acordes al cliente, o donde puede tener más opciones de conquistar al usuario, o donde mejor podrá desarrollar su mensaje.

En definitiva, lo que hago con la primera versión de la estrategia online es crear las bases generales de su comunicación y presencia online. De forma paralela, diseño una hoja de ruta y preparo una serie de metas u objetivos, así como acciones a desarrollar durante el primer periodo. Suena a obvio, pero pasan los años, las redes sociales se consolidan y pese a todo esto,  hay empresas siguen sin plantearse tener una hoja de ruta.

Hora de rediseñar la estrategia: ¿Cuándo?

La empresa lleva un tiempo en Redes sociales, ¿Sirve la estrategia que desarrollé al comienzo? Para ello convendría analizar cada cierto tiempo los resultados en los diferentes perfiles de redes sociales. Veremos cómo es el usuario medio y comprobaremos si el mensaje y su forma es la adecuada. Comprobaremos si hemos alcanzado las metas, si los contenidos han resultado idóneos o atractivos y han llegado a la gente. Vamos a comprobar si las acciones llevadas a cabo han servido para captar el interés y la atención de la gente. La pregunta es, ¿Cuándo hacemos esto?

Toda web necesita de un plan o estrategia, especialmente en cuanto a marketing online y social media se refiere.

Personalmente, no me atrevo a dar una respuesta. Cada empresa es un mundo, y dependerá del tamaño, de su sector o hasta de las redes sociales en las que esté presente el que tengamos que redefinir la estrategia mas pronto o más tarde. Como bien he dicho, parte de la estrategia definida al comienzo actúa como troncal. Ésta más o menos se mantendrá idéntica siempre y cuando se haya creado de forma correcta. La otra parte, que agrupa el trabajo diario y las acciones ocasionales a realizar, puede estudiarse cada trimestre, semestre o incluso cada año.  Como bien he dicho, cada tipo de empresa, marca o producto es un mundo.

Un planteamiento útil podría ser el siguiente:

  • Reunión trimestral de análisis de la situación. Comprobar la estrategia y descubrir objetivos cumplidos, pendientes y descubrir detalles a mejorar.  Si alguno de estos es grave, se modifica de forma inmediata.
  • Reunión semestral de la situación. Analizar logros y fracasos y perfilar los próximos meses. Enriquecer la estrategia actual en caso de seguir siendo útil. Si por lo contrario, la estrategia tiene deficiencias o el número de objetivos no cumplidos es elevado, se pasará a desarrollar una estrategia nueva, en base o no a la actual, con nuevos objetivos y acciones.
  • Anualmente, actualización de la estrategia online. Analizar los datos, afianzar o modificar los objetivos, desarrollar la forma de actuación de los próximos meses, etc.

No tienes que seguir esta forma de actuar al 100%, pero si te puede servir como punto inicial para desarrollar un calendario de trabajo. Desde luego, lo que nunca debes hacer es lanzarte a la red sin ningún tipo de estrategia. Las redes sociales son un camino con muchas encruzijadas y desvíos. Es fácil perderse o cometer un error. Por eso, siempre es aconsejable tener a mano un mapa que nos evite problemas en el futuro.

Imagen: Pixabay

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en