¿Qué hacemos contigo, Facebook?

Llevaré 4 o 5 años leyendo noticias sobre el fin de Facebook, y sin embargo ahí sigue. Siempre que alguien saca el tema, digo lo mismo: No escribes nada en tu muro, ¿Pero a que sigues accediendo a diario? Es una red social con más de mil doscientos millones de usuarios activos, ¿Cómo se puede decir que está muerto?

Facebook no está muerto ni está en las últimas. Es un joven muy vivo.

Muchos que auguran o hablan del fin de Facebook lo hacen después de ver las estadísticas de sus páginas de empresa. Vale, el reach orgánico ha bajado, las publicaciones no llegan a tantas personas. ¿Significa que Facebook está perdiendo fuelle? No, significa que se ha acabado la barra libre, y el que quiera un Gin Tonic se tendrá que rascar el bolsillo.

Durante mucho tiempo, Facebook ha mantenido un alcance normal. Sin embargo, son muchas las empresas, marcas o lo que sea en esta red social, cada día más. Los usuarios son seguidores de centenares de páginas. ¿Realmente quieren conocer la información de todas? No es posible, al menos sin colapsar el timeline. Queremos conocer las novedades de nuestros amigos, no un bombardeo de publicidad 2.0. Es normal que se haya cambiado el algoritmo de Facebook y así se haya disminuido la visibilidad. Mark Zuckerberg ha sido listo. Nos ha ofrecido un free trial y nos ha conquistado durante el mismo, tanto que ahora no sabemos qué hacer cuando nos dice que o pasamos por caja o perdemos visibilidad.

Facebook no ha muerto, ha dado un paso lógico

No, amigos y amigas, Facebook no ha muerto. Sigue siendo la misma herramienta interesante que lo era hace dos o tres años. Puede que sin tanto hype, siendo más realista su resultado en el marketing online. Sea como sea, sigue siendo una herramienta ideal para contactar con las personas. Un punto para conocer al cliente, para tener una toma de contacto cercana e incluso, a veces, para vender más.

¿Quieres visibilidad? ¿Llegar a más gente? tendrás que invertir. Antes valía con un poco de esfuerzo, estudiando un par de días antes y sacando un cinco raspado. Ahora, o sacas un 7 o no eres nada. O bien creas contenidos, promociones o campañas que consigan captar la atención de la gente o tu visibilidad será minúscula. ¿No te ves tan creativo como para hacer algo rompedor? Lo mismo tienes que pasar por caja y usar Facebook Ads. Te guste o no, Facebook no son las hermanitas de la caridad. Es una empresa privada que busca autofinanciarse, que nos ofreció un servicio que hemos explotado de forma gratuita.

Coge las estadísticas de tu página y observa qué supone Facebook para ti. Crea enlaces con etiquetas para seguir la conversión de una compra. ¿Vendes más con Facebook? ¿Te visitan más gracias a él? Si has creado marca y además obtienes beneficios directos del mismo, ¿Por qué vas a abandonarlo? La publicidad en Facebook no es cara, y gestionandola en condiciones puede ayudarte mucho, tanto para aumentar visibilidad como para lograr tráfico hacia tu web.

No matéis a Facebook antes de t¡iempo. Es un jovenzuelo bastante vivo. Sólo que no le gusta trabajar gratis.

Foto: Pixabay

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en