Social Media, Mobile y contenidos: las ideas claras

Hoy me gustaría dejar claras una serie de ideas en las que creo. Puede que en los últimos meses haya escrito sobre éstas, pero me gustaría resumirlas en un único artículo. No busco  profetizar, ni mucho menos, pero si que reconozco que me gustaría dejar clara mi opinión.

Aclarando el Social Media.

Es hora de dejar claro el objetivo del Social Media en un entorno profesional. Por un lado, me gustaría dejar clara una cosa: El concepto clásico de publicidad no existe en el social media. Son muy pocas las personas que encienden la televisión para ver los anuncios. Aplica eso a tu estrategia de Redes Sociales. El usuario no busca tweets o actualizaciones en las que vendas tu producto una y otra vez.

Un usuario busca más que eso. Quiere ser escuchado y ver que su feedback sirve de algo. Las redes han de servir para humanizar una empresa, para demostrar sus virtudes, para escuchar a sus clientes y para captar nuevos. Y en esta última acción no sirve la promoción clásica. No sirve el “Beba Coca-Cola”. Crea promociones o muestra tu producto de forma creativa.

Por otro lado, el Social Media se ha convertido en el canal de comunicación de muchas empresas. La llamada reputación online de la empresa depende en gran medida de las acciones que realices. Es un trabajo costoso y difícil de medir. El cumplimiento de los objetivos no se puede asegurar en tweets ni actualizaciones. La escucha activa, la generación de contenidos y la difusión de la marca no entienden de números. Piensa en tu Community Manager como si fuese tu portavoz, que por cierto, al fin y al cabo lo es, y no como un menú de comida rápida que haces a tu gusto. Y ante todo, en Social Media se gana más escuchando que hablando. ¿O acaso no te gusta ser escuchado?

 Crear contenidos, la base del éxito.

Puede que tras haber pedido que se escuche más, esto suene raro, pero es otra gran verdad. Uno de los pilares de la red son sus contenidos. ¿Qué es un contenido? Un artículo, una noticia, una entrada en la Wikipedia o un video en Youtube. Es una información subida a la red que puede ser encontrada por usuarios que la busquen.

¿Por qué has de añadir contenidos útiles a tu web? Para resultar más atractivo. Y no me refiero a lo estético, sino a su forma literal. Cuantos más contenidos tenga tu web, más páginas se indexarán en los buscadores tipo Google, lo que supondrá más posibilidades de recibir visitas.

Crea contenidos que ayuden a tus clientes. Asesoralos, ofreceles información, tutoriales, guías o sencillamente publica tu opinión en un blog. De hecho, un blog es un gran aliado para ayudarnos con el SEO de una web.

Mi experiencia como comprador me dice que el comercio electrónico que más confianza me da es aquel que me ofrece una reseña del producto, o me ofrece información acerca de su uso. Puede que en ocasiones sepa qué quiero y sencillamente vaya a la web y lo compre, pero en esos casos formo parte de ese pequeño grupo de usuarios seguros. La gran mayoría de clientes suelen tener algún tipo de duda. Intenta que no se den estos casos. Haz lo posible para resolver cualquier duda.

Piensa en móvil

Puede que a finales de la pasada década los primeros smartphones fuesen cosa de unos pocos, pero estamos en 2013. Las cosas han cambiado, y la mayoría tiene en su bolsillo un teléfono con conexión a internet y lo más importante, cada vez se usa más.

Te habrás dado cuenta de que las webs en ocasiones se visualizan bastante mal en un teléfono o tablet. Esto ocurre porque las páginas estaban diseñadas para ser visualizadas en pantallas de 15 o más pulgadas. Repasando las analíticas de nuestros clientes me topé con que de media, una de cada cinco visitas les llegaba desde un dispositivo móvil. Hace mucho que esto dejó de ser una moda para pasar a ser una realidad.

Debemos pensar en mobile. Por un lado, en optimizar la web para estos terminales. El objetivo es que se quede ese usuario que antes se iba de nuestra web porque se veía todo muy pequeño, Y por qué no, podemos dar un paso más. Una aplicación móvil puede ofrecer un valor añadido a nuestro producto. Actualmente podemos reservar hoteles, comprar billetes de avión o pedir una pizza desde el móvil. Piensa qué puedes ofrecer en una app. No es obligatorio. No has de tener una sólo por el hecho de estar presente. Si tienes una idea para ofrecer algo nuevo, plásmala en una app.

Haz lo que quieras, pero piensa en móvil.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en