Cuándo hacer un Test Web A/B

El test A/B en el entorno Web se trata de un método que consiste en comparar dos versiones de una misma página Web, un email, un banner, etc. con el objetivo de realizar un cambio que nos permita conseguir más eficazmente nuestros objetivos. Una de las finalidades de realizar un test Web A/B es obtener mejores ratios de conversión.

Una de las ocasiones en las que resulta conveniente experimentar con un test A/B es cuando tenemos una campaña de Pago por Clic (PPC) en buscadores. Por ejemplo, en el caso de tener una campaña en Google Adwords cuyos anuncios dirigen al usuario a una landing page que no está obteniendo un ratio de conversión rentable. Observamos que nuestra campaña alcanza buenos resultados en cuanto a CTR (porcentaje de clics sobre impresiones del anuncio), los anuncios consiguen buenas posiciones y nuestro listado de keywords es de calidad. Sin embargo, cuando el usuario llega al Sitio Web, lo abandona sin llevar a cabo la acción que nos interesa. En este caso, nuestra landing page es susceptible de participar en una prueba A/B.

Antes de comenzar el test Web A/B, debemos fijar nuestros objetivos en función de lo que queremos mejorar: formulario de información, banner, diseño, etc. De esta forma, cuando llevemos a cabo el test Web podremos medir si la prueba ha sido exitosa o no, y en función del objetivo controlaremos unas métricas u otras (tasa de conversión , tasa de rebote, clics, etc.) y podremos comparar con periodos anteriores.

Existen diversas herramientas que nos permiten llevar a cabo las pruebas A/B. En esta ocasión hablaremos sobre una muy popular, el Optimizador de Sitios Web o Google Website Optimizer.

Informe del Optimizador de Sitios Web

Cómo realizar un test A/B con una Landing Page

  • Seleccionar la página que se optimizará y fijar el objetivo de la prueba.
  • Desarrollar la página de prueba con los cambios que consideremos oportunos.
  • Añadir los códigos de control y de seguimiento tanto a la página original como a la variación o variaciones y a la página de conversión. Se puede llevar a cabo una prueba A/B con más de una variación.
  • Elegir si la prueba afectará al 100% del tráfico Web o menos. Hay que tener en cuenta que la prueba A/B se extiende a todo el tráfico de nuestra Web, venga de una campaña de PPC, por tráfico orgánico o cualquier otra fuente de tráfico Web.
  • Comenzar a ejecutar la prueba. Durante la ejecución del test Web podremos consultar el informe de situación en el que se recogerán datos de visitantes a cada variación (el número de visitantes es igual para todas las variaciones), el porcentaje de conversiones estimado, así como la posibilidad de que la página de prueba supere a la original y la mejora observada. Estos dos últimos conceptos ofrecerán datos cuando la herramienta de Website Optimizer estime que una de las variaciones tiene más probabilidades de conseguir mejores ratios de conversión que la landing page original. En todo momento se podrá detener o interrumpir la prueba.
  • Medir los resultados del test A/B: han mejorado nuestras conversiones, ha disminuido la tasa de rebote, los usuarios pasan más tiempo en el Sitio Web, etc.

Realmente resulta muy interesante llevar a cabo test A/B en nuestro Sitio Web, ya que nos proporcionarán algunas claves para sacarle el mejor partido al Sitio. Además, no es necesario tener una campaña de PPC o de patrocinio para realizar este tipo de pruebas. Todo aquel que tenga una Web debería hacer pruebas para rentabilizar su Sitio Web.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en