Consejos básicos de Social Media para empresas

Tu empresa no está obligada a tener presencia en redes sociales. De hecho, olvídate de éstas. No tengas cuenta en Twitter, ni una página de fans en Facebook. Olvídate de Linkedin, Youtube y cualquier tipo de web social.  Me dirás que me he vuelto loco, y puede que lo esté, pero esta vez creo que hablo de forma coherente. No quiero que des ese paso hasta que estés completamente seguro de la aventura que vas a comenzar. Si ya es demasiado tarde, puede que aun estés a tiempo de tomar el camino correcto.

Voy a darte una serie de consejos que pueden ser típicos o simples, pero que a veces los obviamos de lo simples que son.

A las Redes Sociales se va a ser social

Parece una chorrada, pero muchas veces nos olvidamos de la base del Social Media. Tanto con un perfil personal como con uno de empresa, la base de la presencia en redes sociales es eso, ser social. Es importante ser activo,  pero lo es más escuchar. Sé parte de una conversación. No hace falta que seas quien diga la primera palabra. Habla con tu comunidad.  Te acercarás a tus seguidores, e incluso podrás convertirlos en usuarios o clientes. Para ello deberás ser interesante, ofreciéndoles algo más.

No vayas a «vender la moto»

Está claro que tu objetivo empresarial es vender más y más, pero en el Social Media, este objetivo pasa a un segundo plano.  Muchos dicen que las redes sociales sirven para vender más, pero no las tengo todas conmigo. Los estudios dicen todo lo contrario, y mi opinión respalda este hecho. Las Redes Sociales pueden servir para muchas cosas, pero la venta directa es algo poco probable. Pero que eso no te decaiga. Que no vendas directamente no significa que no vayas a crear clientes.

Entonces, ¿Para qué necesito estar en ellas? Pues está claro: para enriquecer tu branding o marca. En otras palabras, no busques ligar más, sino ser más atractivo.  Demuestra que tu marca es buena, que además de vender, también te gusta ayudar, recomendar, charlar o aconsejar. No pienses en vender la moto, sino en enseñar lo bueno que eres.

Parece una tontería, pero no lo es. Vale más hablar con tu comunidad, escucharla y compartir experiencias con ésta, que pasarse todo el día ofreciéndoles ofertas, 2×1 en productos o sorteos y concursos. Todo tiene su momento, sólo ordena tus ideas y no pises el spam. Y quédate con esta idea: Las Redes Sociales NO son un canal publicitario.

La estrategia es vital

Un gran pecado es carecer de estrategia para Redes Sociales. Sé lo que es decidirse a dar el salto y tener unas ganas increíbles de empezar con ello. Sin embargo, la experiencia me dice que si empiezo a elaborar la presencia sin una estrategia, el éxito estará más que en duda. Antes de dar el salto, prepárate para éste. Crea tu plan de Redes Sociales. Deja bien claro dónde vas a estar, qué quieres transmitir, a quiénes se lo quieres hacer llegar y cómo lo vas a hacer. Una vez tengas claras las ideas, las hayas plasmado en un papel y hayas dejado lista la hoja de ruta, emprende el viaje.

El éxito en las redes sociales es un maratón muy duro

No me gusta hablar de éxito en redes sociales. No sé qué es el éxito para cada uno. Para mí siempre ha sido y será crear comunidades entorno a mi cliente, dejando a un lado el número de followers o seguidores.  Si algo tengo claro, es que la presencia en redes sociales es como un maratón. A veces será dura y nos encontraremos con todo cuesta arriba, pero si hacemos nuestro trabajo,tarde o temprano llegaremos a la meta.

Con esto quiero decir que no tenemos que tener prisa con el Social Media. Poco a poco iremos recogiendo los frutos del trabajo. Al principio no verás grandes logros, pero tarde o temprano, el buen trabajo dará las satisfacciones que quieres.

No tengas miedo a las redes sociales

¿Se le debe tener miedo a la red? En absoluto.  Puede que nuestros primeros pasos no sean perfectos, o puede que al comienzo nos sintamos abrumados, pero no hay que tener miedo. No hay que temer ni a la crítica, ni a los comentarios, ni a nuestra labor. Lo mismo que todos los días trabajamos y estamos expuestos a que alguien venda y nos diga a la cara una crítica, debemos estar en la red dispuestos a lo que sea. Y como siempre digo, no hay crítica mala, sino una oportunidad de mejorar. Afrontar las adversidades, dar la cara ante las quejas supone un grado de profesionalidad que se verá reflejado en nuestro branding. Incluso de esto podemos salir reforzados. Aprenderemos de nuestros errores, o encontraremos defectos de nuestro producto o servicio.

Y un último consejo

Y es el siguiente: ponte en la piel de tus seguidores. Es un ejercicio que hago muy a menudo. Antes de realizar una acción, o de compartir contenidos, me pongo en la piel de la otra parte. Piensa como un seguidor, follower o fan de tu marca.  «¿Es realmente útil esta información?»»¿Necesito tantas actualizaciones que sean promociones de mi marca?». Pensar así me ha hecho no dar más de un mal paso. Es sin duda el mejor consejo que os puedo dar.

One Comentario

  1. Comentado 22 mayo 2013 a las 18:20 | Permalink

    No podemos estar más de acuerdo!

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en