Consejos e ideas de marketing para E-commerce

No creo que te vaya a sorprender si te digo que el comercio electrónico está en auge. El e-commerce llegó para quedarse, es un hecho contrastado. Son muchas las personas que han decidido emprender con su negocio en la red. Sin duda, montar una tienda online tiene sus pros y sus contras. Creo que todos nos fijamos más en los errores que en los aciertos. Por lo que a mí me cierne, no son pocos los errores de marketing que suelen tener los e-commerce.

Me gustaría hacerte ver algunos de los detalles que a veces descuidamos después de haber abierto nuestra tienda online. Pequeños errores que, desde luego, no te ayudan a vender más. Quiero hacerte ver qué cosas hacemos mal, al menos a mi juicio. También busco tu opinión, saber si compartes o no esta visión.

Las redes sociales no venden, pero…

Es un hecho. Hace un tiempo, Coca Cola dijo que menos de un 1% de sus ventas directas provienen del Social Media. Piensa lo que ocurrió después. Si una gran empresa como ésa no vende en la red, ¿Quién lo hará? pues otras, amigo mío. Es cierto que las redes sociales no venden, al menos no tanto como nos gustaría. Es verdad que otros servicios como Adwords tienen una conversión mayor, pero el Social Media es algo más.

Una presencia considerable en Social Media junto a diversas acciones online y un desarrollo de contenidos de calidad van a ayudar a crear buena reputación, y ésta vende, aunque sea de forma indirecta. Por no hablar del uso del social media como atención al usuario o cliente. Sin duda, la fanpage o Twitter pueden ser dos buenos SAT de primer nivel, ideales para resolver pequeñas dudas o incidencias leves. Un buen trabajo en este ámbito reportará una buena reputación, y esto también ayuda a vender. Y bueno, las redes sociales venden. Puede que no vendan coca cola, pero si ayudan a vender otros productos, al menos en algún que otro caso que he gestionado.

La gente quiere acción

¿Qué sugiero con esto?  una tienda online requiere movimiento, actualizarse, requiere acción.  Una tienda física no se puede permitir el lujo de no hacer ofertas o de mantener el escaparate idéntico durante meses. Una tienda así puede vivir de su localización, de estar en un sitio de paso y por lo tanto, muy visible. En internet, la visibilidad es diferente. Tú debes atraer al cliente. Las aceras las construyes tú hasta la entrada de tu e-commerce.

Crea ofertas, promociones, cambia las imagenes de tu web, presenta nuevos productos, organiza concursos… haz que tu tienda sea atractiva, de la misma forma que lo harías en una 1.0. Aprovechate de las ehrramientas que te da la red para ello, como las redes sociales, Google Adwords o el e-mail. De hecho, el e-mail marketing es un gran aliado para el e-commerce.

Ponte en la piel del cliente

Éste es un ejercicio difícil, pero de hacerlo bien, ayuda mucho. Cuando vayas a hacer algo, ya sea un cambio en la web o la elaboración de una promoción, piensa en tus clientes. Es más, ponte en su piel. Olvídate de quién eres, de qué es lo mejor para ti y hazte una serie de preguntas: ¿Es útil? ¿Es atractivo? ¿Es lo que buscan? probablemente descubras más pensando como un cliente que como si fueras el dueño.

Al hilo de esto, ni que decir tiene que debes escuchar a tus clientes. Ellos son lo que hacen que tu e-commerce funcione. Por eso, si estás en redes sociales, pídeles su opinión. Haz pequeñas encuestas o pídeles que valoren tu trabajo. Aprende para mejorar.

En resumen, la clave del éxito del e-commerce está an tu actividad. Si te mueves y haces que sea atractivo, acabarás triunfando. Al fin y al cabo, como todo ene sta vida, hay que cautivar a la otra parte.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en