Personal Branding, por Ryan Rancatore

Personal branding: la importancia de tu imagen en la red

Hoy me gustaría dejar a un lado el ámbito más empresarial y técnico de la red. No hablaré del diseño adaptado, de SEO o de contenidos. Bueno, quizás de esto último sí, pero no en exceso. Seguro que habéis oído hablar del branding personal o Personal branding que dirían en inglés. De hecho, esto debería conocerse en nuestro idioma como marca personal.

¿De qué estoy hablando cuando me refiero a la marca personal? Pues a la imagen creada alrededor de una persona. Un concepto muy de moda gracias a este invento llamado internet. Siempre ha existido el concepto de marca personal, pero las redes sociales e internet en general han hecho que cada uno de nosotros genere de muto propio o por terceros una cantidad enorme de información que acaba en la red. Fotos, videos, comentarios, opiniones y así un largo etcétera que entre sí crean el branding de cada uno.

Personal Branding, por Ryan Rancatore

Creo que todos en algún momento hemos buscado nuestro nombre y apellidos en Google. Depende de la trayectoria de cada uno, encontraremos más o menos resultados. Lo normal es encontrar nuestros perfiles en las diferentes Redes Sociales, pero también podemos encontrar menciones de toda clase. En algunas ocasiones incluso encontraremos material del cual no estaremos muy orgullosos. Antes, nuestras referencias llegaban del boca a oído, o en cartas de recomendación. Sin embargo, Internet ha hecho que las cosas cambien, y estas búsquedas que uno mismo puede hacer por curiosidad, algún día podrán ser hechas con otro objetivo.

La importancia de la marca personal

En pleno 2013, Internet es algo más que un canal de comunicación. Es nuestra ventana al mundo entero. La red es un sitio en el que podemos hacer y potenciar nuestro negocio. Y también nos ha servido para dejar un legado escrito y visual de nuestra vida. Esto ha hecho que se potencie otro hábito muy humano, como es la curiosidad. O mejor dicho, internet nos ha hecho más cotillas.

Nos gusta saber en qué trabaja Fulanito, o si Menganito está soltero. También nos sirve para indagar acerca de candidatos a puestos de trabajo. Y casi siempre, encontramos algo de información, ya sea buena o mala, según se mire.

Tu imagen en la red no sólo la creas tú

Ahora viene el clásico “¡Pero si no tengo Facebook! ¡Ni tengo blog!”. A todos los que me han dicho esto, les he respondido “pero que tú no hables no significa que el resto no lo haga”. Como he dicho antes, casi siempre encontramos información de una persona, ya sea para bien o para mal. Ya sea en prensa, en la web de alguna administración pública o en cualquier tipo de página, lo más seguro es que más de uno haya hablado de ti o peor, hayan expuesto datos tuyos.

Por eso invito a todo el mundo a que coja el control de su imagen, de su branding personal. Y esto se hace siendo activo en la red.

Consejos para tu branding personal

Lo primero es no tener miedo a lo que te vas a encontrar. Si no tienes nada que esconder, preocuparse es una tontería. En la gran mayoría de ocasiones nos encontraremos con que nuestra imagen es bastante simple y que apenas tiene notoriedad. Algo bastante útil si no se busca dicha notoriedad o reconocimiento.

Si lo que deseas es eso, tener presencia, buenas críticas… en resumidas cuentas, que se hable mucho y bien de ti, tendrás que trabajar tu branding. ¿Cómo? Demostrándole a Google que tu nombre tiene peso en la red. ¿Y cómo se logra esto? Creando contenidos indexables. Escribir en blogs, ser activo en las diferentes Redes Sociales, colaborar en diferentes webs… pueden ayudar a potenciar tu presencia.

Marca personal

Muchas personas, por ejemplo, son reacias a tener presencia en la red. Tienen miedo a cometer errores. Cuando alguien me comenta eso, intento hacerle ver la realidad. Siempre les invito a que hablen y digan lo que quieran, pero que sepan cómo funcionan las redes sociales. Si pretendes ofrecer una imagen profesional, está claro que mojarse en temas políticos o religiosos pueden crear cierta controversia o recelos de cara a futuros clientes. No tendría que ser así, puesto que cada uno tiene una vida personal y un ámbito profesional, pero estas cosas nos acaban generando simpatías y antipatías.

Está claro que estos consejos de branding personal son simples, y que este coaching personal que os estoy haciendo no va a ir más allá de resolver unas dudas muy generales, pero espero que haya resuelto alguna de éstas.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en