La paciencia, la mejor aliada del Marketing Online

No voy a descubrir América si te digo que el marketing online es complejo. Dispone de infinidad de variables, así que es imposible tener una receta de éxito total. Esto es así, y quien venga diciéndote que sabe cómo conseguir el éxito de tu empresa en la red puede que no controle esto al 100%. También es cierto que no todo es tan complejo como lo pintamos. Que quizás si haya una serie de ideas  que quizás no aseguren el éxito online, pero que faciliten la labor. Personalmente, creo tener una que, pese a ser simple, sigue funcionando y funcionará en cualquier momento. La mejor aliada para tu estrategia de marketing online es la paciencia, y sin ella, tendremos un problema.

Falta de paciencia, o cómo cometer errores graves

Llevo unas semanas leyendo cosas curiosas en diversas webs de gran reputación en cuanto a Marketing se refiere. He oído hablar de la venta de bases de datos para email marketing y de la compra de seguidores reales en redes sociales. Dos prácticas legales y totalmente lícitas, pero que su utilidad es más que cuestionable. Esto me ha hecho reflexionar sobre la capacidad que nosotros, los profesionales del marketing online, tenemos de vender tranquilidad a nuestros clientes.

Está claro que el cliente siempre tiene la razón y que debemos ofrecerle resultados lo antes posible, pero por encima de esto debe estar nuestra profesionalidad y ante todo, nuestra capacidad del trabajo bien hecho. Nuestra es la obligación de hacer ver la realidad, de demostrar al cliente que no todo es inmediato, que para obtener cierto éxito se necesita trabajar mucho y hasta un punto de suerte. Somos nosotros los que le debemos explicar que tener muchos seguidores en redes sociales es importante, pero más que la cifra, lo importante es la calidad. Al igual que lo importante no es mandar un millón de mails, sino conseguir que la tasa de conversión sea lo más alta posible.

Es mejor no comprar seguidores de redes sociales o listas para email marketing.

Todo esto lo digo después de muchas experiencias de diversa índole, ya sea tanto como usuario de redes sociales como profesional de las mismas. Ayer mismo recibía un mail de publicidad que no me interesaba por parte de un servicio online al que había permitido el envío de información promocional. La información hacía referencia a una app de fiestas de un municipio que ni siquiera era el mío. La proveedora del servicio web sólo pensó en monetizar un servicio como es el ceder su servicio de publicidad a terceros. No le importó su reputación, la imagen que daría al hacer esta práctica y tampoco se preocupó de si ese envío iba a ser realmente beneficioso para el anunciante. Sencillamente puso la mano, le ofrecieron una compensación e hizo el trabajo. Horas después de recibir dicho mail, me daba de baja de dicho servicio. No me quiero ni imaginar la cantidad de cosas que han podido hacer con mis datos sin haberme enterado.

No quiero volver a hablar de comprar seguidores de redes sociales, pero parece que es un tema que nunca pasa de moda. Esta misma semana me llegaba un post de una web importante en la que hablaban de las bondades de esta práctica. Además, hablaban de seguidores reales. No nos vamos a engañar, puede que los seguidores sean reales, ¿Pero eso qué importa? ¿Les interesas? Buena parte del crecimiento de tu comunidad se debe a la voz de tus seguidores, de su run-run. Ellos hablan y el resto escucha, y si les interesa, acaban siguiéndote.

Imagina que llevo  200 personas a tu negocio.  Son personas que he cogido al azar y las he hecho pasar. No me he interesado en si son tu público objetivo, en si realmente les interesa o no tu marca o producto. Evidentemente, la gran mayoría saldrá del local con la misma velocidad que han entrado. ¿No sería mejor que entraran 50 y que de ellos 8 comprasen algo? Que además, 20 hablasen a sus amigos de lo bonita que es tu tienda. Esto es posible, y puede que no sea tan fácil como lo anterior, pero si resulta mucho más útil. Sólo necesitamos hacer bien nuestro trabajo y sobre todo, tener paciencia.

Escribe un Comentario

Su correo nunca será publicado ni compartido. Los campos requeridos están marcados *

*
*

Compártelo en